La ansiedad en el día de hoy.


estres-app¿Qué es la ansiedad?

Si nos dirigimos al Diccionario de la Real Academia Española (R.A.E por sus siglas), encontramos una primera definición que dice:

1. f. Estado de agitación, inquietud o zozobra del ánimo.

Todos hemos sentido alguna vez esa sensación de agitación o nervios incontrolables, que por norma tienen un desencadenante externo. Si perteneces al reducido grupo de personas que jamás ha experimentado tal sensación, enhorabuena. Si, en cambio, lo has padecido o lo padeces de forma más o menos asidua, sabrás de lo que hablo.


Desde aquí quiero decir que si sufres constantes ataques de ansiedad, es hora de que visites a un médico para recibir la atención necesaria.


Bien. Y la ansiedad, ¿de dónde nos viene?

La ansiedad es un sistema de alerta del individuo que se activa frente a situaciones que considera amenazantes y busca la manera más rápida de solventarlas. Este hecho implica, pues, tres aspectos distintos, que entre ellos se enlazan:

  1. Cognitivos: Anticipación de la situación amenazante, pensamientos negativos, evaluaciones de riesgo…
  2. Fisiológicos: Activación de centros nerviosos, que implica cambios vasculares, respiratorios, etc.
  3. Motores y conducta: Inhibición o sobreactivación motora, comportamiento defensivo, búsqueda de seguridad, sumisión…

La ansiedad pues, como mecanismo adaptativo, es buena, funcional, normal, y no representa ningún problema de salud.


la ansiedad en el día a día.

Pero, ¿qué pasa cuando ese mecanismo, en lugar de hacernos la vida más fácil, funciona de forma alterada?

Exacto. Nos incapacita en el transcurso de nuestro día, limitando nuestras capacidades hasta límites extremos (como en el caso de las personas que padecen de agorafobia).

Ese es el caso de las personas que sienten ansiedad al aproximarse a hablar con la chica que le gusta, con un desconocido, pedir un aumento al jefe, o exponer sus ideas/sentimientos. Su sistema lo detecta como una situación amenazante y comienza todo el proceso (un claro ejemplo es la sudoración excesiva).

Como todos sabemos, acercarse a hablar con la chica que te gusta, pedir un aumento o hablar en público no supone más que exponernos a una contestación que no esperábamos, pero en ningún caso supone una amenaza a nuestra integridad, por lo que nuestra ansiedad nos estará jugando una mala pasada.


Consejos

Ahora viene la parte en la que yo, elBrujo, tras los prolegómenos en los que explico de qué se trata y por qué (de manera resumida), doy consejos o ideas para que puedas llevar a cabo.

Por suerte o por desgracia, yo soy de las personas que sufren ansiedad por un trastorno fóbico, y es algo que -digamoslo asi- me atormenta casi en el día a día. La técnica que utilizo yo -y es una técnica recomendada por una gran parte del colectivo de psicoterapeutas- es la de la respiración diafragmática y relajación muscular.

Si eres como yo, sentirás cierto rechazo en primera instancia hacia este método, pero tras llevarlo a la práctica, podrás comprobar sus beneficios a la hora de controlar la ansiedad.

Para conocer más acerca de esta respiración, pincha aquí, y para seguir informándote sobre la relajación muscular progresiva, pincha aquí.

¡Y eso es todo por hoy! Espero que te haya gustado y nos sigamos leyendo. Aprovecho para decirte que, si estás interesado en publicar un post, o te gustaría participar en este blog de manera más activa, puedes rellenar el formulario de contacto, de la pestaña correspondiente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s